Cómo funcionan los test de alcohol?

    Los test o controles de alcoholemia sirven para medir la concentración de alcohol en sangre que posee cierto individuo. El método es simple: se obtiene un porcentaje de masa y se multiplica la masa por el volumen. De esta manera si alguien tiene un índice de 0.1 de alcohol en sangre, significa que tiene 0.01 gramos por cada 100 mililitros de sangre.

    En la actualidad rige, en muchos países del mundo, restricción en los índices de alcoholemia para los conductores. El mismo se regula mediante controles periódicos que se realizan en las autovías. En dichos estudios el conductor debe soplar dentro de un artefacto con forma cúbica.

    El aparato realiza la cuenta que explicamos en el párrafo anterior e indica el porcentaje de alcohol en sangre que tiene la persona. En países como Argentina o España no se puede manejar si el porcentaje de alcohol en sangre supera los 0.5 gramos por litro.

    Puede interesarte: