Cómo se hace el cuero?

    El proceso de alteramiento del cuero de un animal incluye un complejo grupo de pasos desde la piel hasta el producto terminado. Estos pasos son usualmente parte de un proceso, el cual usa una mezcla de ácidos tánicos para que el cuero no se pudra o desperdicie. Si bien es posible hacer cueros de manera casera, es un proceso complicado y oloroso, así que varias personas prefieren mandar sus pieles a ser procesadas por grandes comercios, llamados curtiembres.

    La piel de animal está compuesta por tres capas: La epidermis, que es la capa externa; la dermis y el tejido subcutáneo, el cual es un tejido adiposo o grueso. En el armado del  cuero, sólo la piel fuerte y flexible, la cual es particularmente hecha de fibras de colágeno, es la deseada. El colágeno es excrementado por celulas y forma una red útil por sus filamentos. Cuando el cuero es procesado, estas fibras son retenidas, mientras que el resto se aparta.

    Curtidos cromados

    Existen varios métodos en la curtiembre, uno muy común es llamado el curtido cromado, muy popular porque generalmente toma menos tiempo de acabado. El proceso se divide en dos escenarios básicos: el mojado azul y el proceso de finalización, ambos son complejos. La duración de los procesos varían de acuerdo al tamaño de la piel, al proceso de curtiembre y a cuan ocupado está el curtiembrero.

    Proceso Mojado Azul

    Antes de comenzar el proceso de curtido, la piel es preservada con sal para que no se pudra. Cuando la piel está lista es lavada con jabón para hacerla más liviana y remover la sal y la suciedad. Con un cuchillo especial se remueven los excesos de piel y grasas, y se le agregan químicos (como lima o azufre) al agua enjabonada para convertirla en agua alcalina. Esto elimina los pelos del animal y las fibras de colágeno aumentan. Cuando este proceso está completo, el agua adquiere un pH estable y los limpiadores enzimáticos pueden ser adheridos para remover algunos deshechos orgánicos. Luego la piel es sumergida en una solución ácida, la cual la prepara para el curtido, quita las bacterias y finalmente, se pasa por unos rodillos para quitar el exceso de agua.

    Finalizado

    Cuando la piel emerge del Proceso de Mojado Azul, es cortada hasta lograr que quede con la suavidad y el grosor deseados. La piel es re-curtida con diferentes materiales dependiendo de la necesidad de firmeza, la suavidad y el color deseado. Luego del teñido, el cuero queda aceitoso lo cual lo hace flexible y suave. Finalmente, el cuero es secado mecánicamente, tratado para que quede liviano y para que se vea con una superficie atractiva y suave. En este punto, una opción es agregar distintos tipos de aplicaciones para su terminado y para proteger la superficie del producto final.

    Fuente de polución

    La produccion de cuero era una de las industrias más contaminantes, pero las curtiembres han respondido a las protestas públicas sobre los olores y los problemas de polución. Ahora reciclan líquidos y se abstienen de tirar deshechos químicos. Las curtiembres aun continuan produciendo olores muy fuertes, pero a grandes escalas, no afectan nocivamente al ambiente.

    Puede interesarte: