Mitos sobre el islam

    El Islam es una religión bastante incomprendida por alquellos que no la practican. Un número de mitos acerca del Islam son mentiras que hieren, quedan perpetuos desatando debates y discusiones entre el islam y los musulmanes alrededor del mundo. Muchas organizaciones musulmanes trabajan dispersando mitos sobre el islam para que la gente tenga más conocimiento sobre la fe islamica.

    Como en todas las religiones, el Islam es una fe extremadamente compleja con varios sectores y facetas. Mientras que los musulmanes adhieren a los Cinco Pilares de la Fe, interpretan el Corán y otros diferentes textos sagrados, sabiendo que hay diferentes maneras de comprender estos textos. Por ejemplo, algunas personas usan el hecho de que el profeta Muhammad tenía multiples esposas para sugerir que el islam promociona la poligamia, mientras que otros musulmanes sugieren de otra manera.

    Uno de los mitos más esparcidos sobre el islam es que es una religión violenta. Esto, de hecho no es así. Mientras que el Corán sugiere el uso de violencia en algunos casos, así como lo hace la biblia, el Islam es principalmente una religión que apunta a la paz y al aprendizaje y hay numerosas secciones del Corán que indican que la violencia es el camino equivocado. Algunos musulmanes radicales eligen focalizarse en clausulas del Corán o Sharia donde aparece la promoción de violencia y ellos pueden usar esto para justificar la violencia, aunque son condenados por los musulmanes más moderados.

    El mayor malentendido, en particular, se da alrededor del concepto de jihad o "santa prueba", que toma varias formas, donde algunos musulmanes moderados creen que es fundamental para la práctica de la fe personal. Los musulmanes individualistas son esperados a entrar en esta "santa prueba" para comprobar su fe, afrontando desafíos difíciles. Mientras que el jihad a veces, toma la forma de una guerra, aunque no es necesariamente violento.

    Otro de los mitos comunes sobre el Islam es que los Musulmanes no toleran otro tipo de fe. De hecho muchos musulmanes creen que todas las fe son sagradas y ese respeto debe ser pagado a los practicantes de otras religiones, acompañados por sus textos sagrados y lugares de encuentro. El islam también comparte muchas ideas con el judaísmo y el cristianismo y además acepta a profetas judíos, incluyendo a Jesús como una figura religiosa. Mientras los musulmanes individualistas pueden comportarse de manera contradictoria a estos puntos de vista, ellos no representan el pensamiento de todos los miembros.

    Algunas otras personas confunden creyendo que todos los musulmanes son descendientes de árabes y que todos los árabes son musulmanes. Esto no es así. Se estima que un 15% de la población musulmana es árabe, con muchos musulmanes que provienen del sudeste asiático, particularmente Indonesia y Africa. Los árabes pueden ser cristianos, judíos, budistas o creer en otras religiones y no son necesariamente musulmanes simplemente por su descendencia racial. El cristianismo y el judaísmo datan de tiempos anteriores y comenzaron en el medio oriente lo que hace que claramente no todos los árabes son musulmanes.

    El trato de la mujer en el Islam es también una fuente de varios mitos sobre esta religión. Muchos gobiernos fundamentalistas acusan a Arabia Saudita de maltrato y abuso a la mujer. De hecho, el Corán especifica y adhiere a los derechos de la mujer en varios pasajes.

    El maltrato de la mujer en algunas sociedades musulmanas refleja puntos de vista conservadores e interpretaciones fundamentadas del Corán y Sharia, no de los pensamientos moderados del Islam. Las esposas del profeta eran, de hecho, vibrantes, miembros externos de la sociedad y tenían personalidades únicas y distintivas, mientras hay secciones del Corán donde se sugiere que las mujeres no eran vistas con los mismos derechos que el hombre, algunos musulmanes lo han reinterpretado.

    Una de las mejores maneras de dispersar los mitos sobre otras religiones es hablar directamente con los que adhieren a esas fe a la religión oficial. Muchos musulmanes están contentos de discutir sus creencias con personas que son genuinamente curiosas y hasta hay casas abiertas o días comunitarios para los visitantes interesados que quieran aprender más sobre el Islam.

    Puede interesarte: