La historia del saludo japones (inclinando la cabeza)

    El saludo en Japón, consiste en una inclinación de cabeza que significa un gesto de humildad y respeto hacia la otra persona, de esta manera y también por respeto, no suelen posar fijamente la mirada ante su interlocutor y esto se acentúa más cuanta más diferencia social existe entre ambas partes. Para ellos el contacto físico les es muestra de descortesía y por otra parte consideran que es una acción que resulta antihigiénico.

    No es muy común que se estrechen las manos, solo se puede ver esta acción cuando se encuentran con occidentales y conocen nuestra costumbre.

    Mientras que cuando se saludan un japonés con un occidental, la postura, del segundo, puede resultarles incluso soberbia, esto se debe a que en nuestras costumbres, en ningún momento agachamos la cabeza.

    Puede interesarte: