Que es una cita a ciegas?

    Una cita a ciegas puede asustar a cualquiera, especialmente si nunca ha tenido una antes. Los pensamientos sobre ir a una cita con alguien que posiblemente nunca te habló o solo conoces por fotos, pueden decir que es mejor quedarte sentado en el sillón y no ir o quizás es mejor seguir viendo cual es la mejor opción. Una cita a ciegas puede causarte nervios y un lindo dolor de cuello, pero debes saber que quizás puedas divertirte mucho intentandolo.

    Una cita a ciegas es usualmente que alguien invite a otra persona a conocerse mutuamente en un lugar específico. Esta persona cree que hay una oportunidad de que se forme una relación a futuro y que algo pueda florecer potencialmente del encuentro con la otra persona. Cuando se trata de una cita a ciegas, mantén una sola cosa atenta, que es cuidar tu forma de ser y pensar de forma individual. Esta persona no querrá pasar vergüenza con comportamientos o acciones embarazosas, lo mejor es mostrarse de manera positiva y dar la versión más divertida de cada uno.

    Para saber donde encontrarse en la primera cita, lo mejor es considerar un lugar para poder conversar tranquilos, sin gritos, sin ruidos molestos. Piensa en un lugar de encuentro donde la cita no sea corta, pero que tampoco sea demasiado largo. Hay oportunidades de dar una buena impresión dejándole escoger el día o el horario a la otra persona y combinar un día que los dos no tengan inconvenientes ni estén cansados.

    Lo mejor de las citas a ciegas es que uno puede ir con la idea de tener cero expectativas, lo cual descarta la posibilidad de poder decepcionarse. Cuando uno tiene expectativas, a veces uno busca a otra persona para encontrarse, puede ser un conocido, entonces ya sabe que puede esperar y que no de la persona. Verse en una cita a ciegas es en parte trabajoso y en parte amigable. Lo mejor es ir cómodos y verse bien para transmitir una buena presentación.

    Aunque las citas a ciegas no son para todos, hay que intentar pensar que uno puede probar siempre al menos una vez. Aunque sea intimidante, hay que mantener la calma y mirarlo como una oportunidad de conocer a alguien divertido o con quien compartir un tiempo sin tener idea de quien era previamente. Se tu mismo, estate positivo, y piensa que sino es esta la cita, habrá muchas otras con esta u otra persona.

    Puede interesarte: