Que mascota es recomendable regalar a un niño?

    Decidir una buena primer mascota para un niño es un proceso difícil. Un niño muy pequeño puede no estar capacitado para cuidar o estar a salvo de cualquier mascota y puede no entender como manejar el cuidado de la mascota o puede lastimarse jugando con ella. A veces tener una mascota en la casa, como un gato o un perro, antes de que el bebé llegue a la casa o traer una mascota cuando el niño es apenas bebé es una mejor introducción para las mascotas que cuando el niño es mayor.

    Otra consideración es que las mascotas viven una vida más corta que los humanos, a veces mucho más cortas. Esto significa que también le estarías introduciendo al niño el concepto de muerte, posiblemente antes de lo que uno quiere. La mayoría de los niños experimenta por primera vez con la muerte, cuando muere una de sus mascotas; entonces quizás lo mejor sea experimentar eligiendo una mascota con una vida más larga, para que el niño pueda estar más preparado para afrontar esa situación.

    Por esta razón, las mascotas como ciertos tipos de peces y hamsters tienden a no ser buenas elecciones. Un pez puede ser problematico y pensar en su cuidado es normalmente facil mientras que tengas el agua limpia, algunos pesews no toleran demasiado bien los cambios. Por otro lado, un pez no puede ser sostenido y un niño no puede apegarse tanto a el. Lo que hace que la relación entre el niño y el pez sea distante.

    Algunos recomiendan las chinchillas como una buena primer mascota. De hecho las chinchillas pueden ser un poco nerviosas y no responden bien a un niño pequeño. Los hamsters pueden disfrutar ser agarrados pero tienden a sufrir de una vida corta. Algunos, pueden no tener grandes personalidades y son de tener vida nocturna.

    Un pájaro puede ser una buena primer mascota también. Manten en mente que algunos pajaros, como los loros, literalmente tienen una vida tan larga como la de los humanos, ellos pueden llegar a vivir entre 60 y 70 años. Los loros también pueden tener vicios inmanejables. Un niño muy pequeño puede no entender esto y puede formar sin mala intención con una personalidad muy pobre a su mascota.

    Si tu hijo no parece alergico a gatos o perros, estos tienden a ser buenas primeras mascotas. Especialmente si adoptas un perro o un gato que no sean bebes y que han crecido con algun niño alrededor, estos animales pueden proveer de compañerismo, entretenimiento y son particularmente tolerantes con los chicos. Los gatos pueden ser un poco más independientes que los perros, pero también pueden mantener una relación afectuosa con niños.

    Un perro puede ser una excelente primer mascota. Uno puede mirar la respiración de los perros y notar como ellos pueden ser buenos compañeros de niños. Probablemente lo mejor es no tener ningún perro agresivo que pueda atacar al niño, sino uno que sea tranquilo y de temperamento calmado.

    Sea cual sea el animal elegido para una primer mascota, el adulto de la casa debe mantener la responsabilidad sobre el animal. Si planeas adoptar una primer mascota, puedes naturalmente primero enseñarle a un chico a como cuidar a la mascota. Si el niño deja de tener cuidado con su mascota, debes estar conciente que debes proveerselo tu mismo.

    Puede interesarte: