El origen de un clásico: El vermouth

    Básicamente es un vino fortificado saborizado con hierbas aromáticas, se llama fortificado porque se le agrega más alcohol luego de que termina la fermentación, antiguamente este procedimiento era llevado a cabo cuando se pretendía preservar la vida del vino. Aunque actualmente existen otros métodos de conservación, el proceso de fortificación aun existe. Estos vinos poseen más alcohol y son mucho más dulces que el resto.

    El vermouth, como decía, es un vino aromatizado, con una graduación alcohólica no menor al 16% y no mayor al 21%, obtenido agregándole al vino blanco una hierba medicinal llamada "Artemisa Amarga".
    El nombre "vermouth" data del año 1786 cuando el cura Antonio Benedetto Carpano, de Torino, Italia, elije este nombre tomándolo del termino alemán "vermut" usado para una bebida aromatizada con "Artemisa".

    El vermouth se bebe principalmente como aperitivo, y se encuentra en la composición de muchos cócteles conocidos. Existen tres estilos distintos: seco, dulce y blanco. Las marcas más conocidas son Martini y Cinzano, y se caracteriza por ser una bebida que representa glamour, clase y nivel.

    Puede interesarte: