¿Como funcionan las radiografías?

    Una radiografía es simplemente una imagen que se plasma sobre una placa o película fotográfica. Esta imagen es obtenida una vez que se expone dicha placa o película a una fuente de radiación que posee una alta energía, suele ser de rayos X o también puede ser con una radiación gamma que proviene de isótopos radiactivos.

    Se obtiene cuando se “interponer un objeto entre la fuente de radiación y la placa o película las partes más densas aparecen con un tono más o menos gris en función inversa a la densidad del objeto”. Un ejemplo claro que explique lo desarrollado anteriormente, es el siguiente: si la radiación cae directamente encima de la placa o película, se la ve registrada en un tono negro.

    El uso de radiografias más típico es el médico, aunque también sirve para detectar fisuras en huesos, como industriales en la detección de defectos en materiales y soldaduras tales como grietas, poros, etc.

    Puede interesarte: