¿Cuál es la naturaleza de los nombres?

    Convecionalismo de Hermógenes: el es quien le dice a Sócrates lo que piensa Crátilo. Hermógenes dice que el nombre no depende de nada, que es arbitrario. Cualquiera sea el nombre que se le designa; basta con que nos acordemos de el para que pase a ser correcto. Empezó diciendo que cualquiera pone el nombre y después dijo que solo lo hace el que conoce el oficio. Hay una convención, por la cual surge el nombre (una comunidad se pone de acuerdo). Para el nombre, la materia prima es el abecedario y por ende hay que darle forma.
    Naturalismo de Crátilo: Dice que cada ser tiene una naturaleza y el nombre que lo designa corresponde a esa naturaleza, la representa. Hermógenes usa la norma para el crátilo en cambio hay esencia. Crátilo le dice que el nombre no es una cuestión de acuerdo. Le dice que el nombre Hermógenes no le corresponde a él. Hay una naturaleza de las cosas.


    Sócrates: actúa como mediador, interpreta a Protágoras como un relativista individual. Dice que cada instrumento depende de su naturaleza. Por ejemplo, si quiero corta, necesito un cuchillo. El nombre es también un instrumento, “un medio para…”. El nombre me permite vincularme con el objeto, con esa esencia. El maestro usa las palabras, los nombres, pero no los inventa. Hay un solo término que vale para todo (a diferencia de Crátilo). Pide que se tenga en cuenta la misma forma. El nombre es un producto humano que tiene que tener como referencia la naturaleza de las cosas.

    Puede interesarte: