El Origen y la historia del Tenedor

    A pesar de que en la Grecia clásica y el Imperio Romano, ya se utilizaban ciertos objetos con el objetivo de no tocar los alimentos con las manos, el tenedor apareció como se lo conoce hoy hacia el 2001 antes de Cristo, claro está que con algunos cambios en su forma.


    A Europa el tenedor llegó desde Constantinopla a principios del siglo XI, lo introdujo Teodora, que era la hija del emperador de Bizancio, Constantino Ducas. Lo llevó a Venecia cuando contrajo matrimonio con Doménico Selvo, Dux de aquella república. Pero Teodora no fue aceptada por sus contemporáneas al mostrar aquel elemento. Por aquel entonces, este sencillo instrumento simbolizaba el extremo refinamiento de la princesa.


    En Francia fue donde se hizo más popular, por el siglo XVI, gracias a Catalina de Medici que introdujo los tenedores en la corte francesa cuando se casó con el rey Enrique II.

    Puede interesarte: