Las 20 grandes frases de Jorge Luis Borges

“A mí se me hace cuento que empezó Buenos Aires: la juzgo tan eterna como el agua y el aire.” Fuente: Fundación Mítica de Buenos Aires.

“Antes las distancias eran mayores porque el espacio se mide por el tiempo.”

“Cualquier destino, por largo y complicado que sea, consta en realidad de un solo momento: el momento en que el hombre sabe para siempre quién es.” Fuente: “Biografía de Tadeo Isidoro Cruz”, de “El Aleph”.

“Dijo Tennyson que si pudiéramos comprender una sola flor sabríamos quiénes somos y qué es el mundo.” Fuente: “El Zahir”, de “El Aleph”

“Hay que tener cuidado al elegir a los enemigos porque uno termina pareciéndose a ellos”

“He cometido el peor de los pecados que un hombre puede cometer… No he sido feliz”

“He sospechado alguna vez que la única cosa sin misterio es la felicidad, porque se justifica por sí sola.”

“La belleza es ese misterio hermoso que no descifran ni la psicología ni la retórica.”

“La literatura no es otra cosa que un sueño dirigido.”

“No hay consuelo más hábil que el pensamiento de que hemos elegido nuestras desdichas”.

“Quizá haya enemigos de mis opiniones, pero yo mismo, si espero un rato, puedo ser también enemigo de mis opiniones.”

“Siempre he sentido que hay algo en Buenos Aires que me gusta. Me gusta tanto que no me gusta que le guste a otras personas. Es un amor así, celoso.”

“Siglos de siglos y sólo en el presente ocurren los hechos; innumerables hombres en el aire; la tierra y el mar, y todo lo que realmente pasa me pasa a mí.” Fuente: El Jardín de Senderos que se Bifurcan.

“Sólo aquello que se ha ido es lo que nos pertenece.”

“Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos.”

“Todas las palabras fueron alguna vez un neologismo.”

“Yo no hablo de venganzas ni perdones, el olvido es la única venganza y el único perdón”

“Las palabras son simbolos que postulan una memoria compartida”. Fuente: “El congreso”, El libro de arena.

“Las mujeres me han hecho desdichado. Pero la felicidad que he obtenido compensa toda la desdicha. Es mejor ser feliz y desdichado que no ser ninguna de las dos cosas.”

“Uno llega a ser grande por lo que lee y no por lo que escribe.”

141 Comments

← Previous Page 3 of 3
  1. Bzcenci

    A Silvia: pobre Borges que sintiera haber defraudado a su madre por lo poco feliz que fue!!!! No creo que esa señora haya contribuído mucho a la felicidad de su hijo.

  2. marcela

    estimados, no me animaba a escribir nada porque de verdad les digo: soy la docta ignorancia, pero no hace mucho, apenas algunos meses, como parte de la búsqueda de respuestas tal vez, que vengo tratando hace tiempo,… me acerqué a leer un poquito a Borges, tímidamente compré un libro, y estoy fascinada con lo que leo, lo que entiendo, (no mucho) y también con lo que no entiendo. (sean piadosos, no es fácil confesar algo así). y ahora, creo que este espacio es una oportunidad de aprender. no espero mucho…sólo lo quería compartir, gracias.

  3. Pepa

    Disculpen la intromisión, pero me gustaría dejar aclarado que el poema “Instantes”no pertenece a Borges, y quien conoce no solo el estilo, sino el sentir del autor, puede apreciar que muy lejos está Borges de escribir ese tipo de poema, no por una cuestión de desprecio, sino más bien por su interminable deseo de no trascender y que la muerte sea “definitiva”
    Lo cito ya que detesto las confusiones sobre este poema y su autor, soy lingüista, y tengo varias clases magistrales tomadas con Maria Kodama, en donde ella una y otra vez recalca que este poema, aunque se lo atribuyen, no es de Jorge Luis Borges.
    Gracias por permitirme la intromisión, y celebro que le guste – para mí- “EL” autor argentino, y sé que no soy objetiva al decirlo, pero crecí leyéndolo y conocí el resto de la literatura universal gracias a él.

  4. Luis Enrique

    las frases no solo ayudan al ser humano que las lee y las guarda en su intimidad e incluso, gesta dificil , las aplica en su vida, sino que tambien crea la interaccion , la discusion entre lectores que tienen para con Borges ese amor que el tenia por Buenos Aires, un amor celoso.

  5. Hiram Jimenez

    Quiza exista duda en cuanto a si algunas frases aqui citadas proceden de la boca o la pluma de Borjes, pero no dudo que en la “Biblioteca total” surgida de su prodigiosa mente, aparece citado al calce de esta memorable frase.

  6. Anlu

    Me agrada borges, solo que fue poco optimista y en sus mensajes, pero era su estilo y por eso agrada

  7. lucia

    rsspondio al periodista:”lo único que tengo para decirle a los jóvenes, es que me olviden”

  8. E. Lucilla

    Esta mañana, Junio 14 de 2011, Longobardi en su programa de radio 10 leyó unas opiniones (como en forma de charla) de Jorge L. Borges sobre Argentina y los argentinos muy graciosas. Me pregunto si alguien podría informarme dónde encontrar ese texto tan actual,y divertido que a todos nos harían reir. Muchas gracias. Lucy

  9. LES DEJO 25 ANÉCDOTAS DE BORGES QUE MANDÉ POR EL ANIVERSARIO

    Durante la dictadura argentina, alguien le comenta a Borges que el general Galtieri, presidente de la República en ese momento, ha confesado que una de sus mayores ambiciones es parecerse a Perón. “¡Caramba! -interrumpe Borges- es difícil imaginarse una ambición mayor más modesta”.

    Borges firma ejemplares en una librería del Centro. Un joven se acerca con Ficciones y le dice: “Maestro, usted es inmortal”. Borges le contesta: “Vamos, hombre. No hay por qué ser tan pesimista”.

    Roma, 1981. Conferencia de prensa en un hotel de la Vía Véneto. Además de periodistas, están presentes Bernardo Bertolucci y Franco María Ricci. Llega la última pregunta. “¿A qué atribuye que todavía no le hayan otorgado el Premio Nobel de Literatura?”
    “A la sabiduría sueca”.

    En una entrevista, en Roma, un periodista trataba de poner en aprietos a Jorge Luis Borges. Como no lo lograba, finalmente probó con algo que le pareció más provocativo: “¿En su país hay caníbales?”
    -“Ya no -contestó aquél-, nos los comimos a todos.”

    En plena Guerra de las Malvinas, opinó que “la Argentina e Inglaterra parecen dos pelados peleándose por un peine” y que “las islas habría que regalárselas a Bolivia para que tenga salida al mar”.

    Reunión sobre la situación de la literatura argentina, Córdoba Iturburu, que la presidía, inquirió a los gritos: “¿Y qué vamos a hacer por nuestros jóvenes poetas?”. Desde el fondo llegó otro grito, éste de Borges:
    “¡Disuadirlos!”

    En la pausa de un acto cultural, el novelista Oscar Hermes Villordo acompañó a Borges al baño, situado en un primer piso al que se llegaba por una empinada escalera de madera. Cuando volvían, Villordo notó que Borges descendía los escalones demasiado rápido y, temiendo lo peor, le preguntó:”¿No deberíamos ir más despacio?” “Pero no soy yo – aclaró Borges -, es Newton.”

    Borges charla con Antonio Carrizo, en un bar. Por la radio del local se anuncia un tango con letra de León Benarós, amigo de Borges. El locutor propone escucharlo y el escritor acepta. Cuando el tango termina, Carrizo le pregunta qué le pareció. Borges mueve la cabeza y dictamina, muy preocupado: “Esto le pasa a Benarós por juntarse con peronistas”.

    El poeta Eduardo González Lanuza, uno de los introductores del ultraísmo en la Argentina y gran amigo de Borges, descubre a éste en Florida y Corrientes, solo, con su bastón, esperando para poder cruzar. Lo toca y le dice: “Borges, soy González Lanuza”. El vuelve la cabeza y, después de unos segundos, contesta: “Es probable”.

    En Maipú y Tucumán, un grupo de adictos a Isabel Perón descubre a Borges y lo sigue unos metros, insultándolo. Al ingresar en su casa, un periodista le pregunta cómo se siente. “Medio desorientado -manifiesta-. Se me acercó una mujer vociferando: ¡Inculto! ¡Ignorante!

    Un joven poeta se acerca a Borges en la calle. Deja en manos del escritor su primer libro. Borges agradece y le pregunta cuál es el título. “Con la patria adentro”, responde el joven. -“Pero qué incomodidad, amigo, qué incomodidad”, le respondió.

    El escritor argentino Héctor Bianciotti recuerda una de las tantas salidas elegantes de Borges, cuando le incomodaban los halagos de la gente: Ocurre en París, en un estudio de televisión. -“¿Usted se da cuenta de que es uno de los grandes escritores del siglo?”, lo interrogan. -“Es que éste -evalúa Borges- ha sido un siglo muy mediocre”.

    Una mañana de octubre de 1967, Borges está al frente de su clase de literatura inglesa. Un estudiante entra y lo interrumpe para anunciar la muerte del Che Guevara y la inmediata suspensión de las clases para rendirle un homenaje . Borges contesta que el homenaje seguramente puede esperar. Clima tenso. El estudiante insiste: “Tiene que ser ahora y usted se va”. Borges no se resigna y grita: “No me voy nada. Y si usted es tan guapo, venga a sacarme del escritorio”.
    El estudiante amenaza con cortar la luz. “He tomado la precaución -retruca Borges- de ser ciego esperando este momento”.

    A principios de la década de los setenta, el escritor y psicoanalista Germán García invita a la Argentina a Daniel Sibony, matemático y psicoanalista francés. Sibony quiere conocer a Borges. Al encontrarse, el francés le pregunta en qué idioma desea hablar. “Hablemos en francés”, propone Borges, y justifica: “Dicen que la lengua francesa es tan perfecta que no necesita escritores. A la inversa, dicen que el castellano es una lengua que se desespera de su propia debilidad y necesita producir cada tanto un Góngora, un Quevedo, un Cervantes”.

    En 1983, un periodista de La Nación pide a Borges su opinión sobre la Guerra de Malvinas. “Absurda”, define Borges. “Estoy triste, muy triste. Mandaron a esos pobres muchachos de veinte años a morir al sur. Tener veinte años y pelear contra soldados veteranos es algo atroz, inconcebible. Solamente en el crucero General Belgrano murieron cientos. Claro que los militares dirán que al lado de los desaparecidos esa cifra no es nada, pero no creo que les convenga ese argumento. No, no les va a convenir…”

    El 10 de marzo de 1978, en la Feria del Libro, Borges se cruza con un escritor al que quiere y respeta: Manuel Mujica Lainez. Se abrazan e inician una conversación que es interrumpida una y otra vez por los cazadores compulsivos de firmas. “A veces -se queja Borges- pienso que cuando me muera mis libros más cotizados serán aquellos que no lleven mi autógrafo.”

    En 1975, a los 99 años, muere Leonor Acevedo de Borges, madre del escritor. En el velorio, una mujer da el pésame a Borges y comenta: “Peeero… pobre Leonorcita, morirse tan poquito antes de cumplir los 100 años. Si hubiera esperado un poquito más..”. Borges le dice: “Veo, señora, que es usted devota del sistema decimal”.

    Borges y un escritor joven debatiendo sobre literatura y otros temas.
    El escritor joven le dice: “Y bueno, en política no vamos a estar de acuerdo, maestro, porque yo soy peronista”.
    Borges contestò: “¿Cómo que no? Yo tambièn soy ciego”.

    En el libro hay anécdotas de todo tipo, como cuando se publicó la noticia falsa de la muerte de Borges y su amigo Ulises Petit de Murat le llamó para expresarle su disgusto por esa noticia “apócrifa”. Borges le respondió: “Apócrifa no; solo prematura”.

    Cuando un periodista le preguntó si conocía a Ernesto Sábato, con quien no mantenía buenas relaciones, Borges le respondió que “por supuesto” lo conocía: “Es un autor que escribe sobre túneles, tumbas y cosas así. ¡Cómo no voy a conocer a Ernesto Sótano!”.

    Escocia, nevando y con un frío de muerte, Borges insistió en entrar en una capillita de no más de cinco metros cuadrados y allí, en medio del helado silencio, recitó en voz alta el Padrenuestro en anglosajón. Y al regresar al coche, explicó: “Lo hice para darle una sorpresa a Dios”.

    Espasa Calpe anunció que le regalarían la enciclopedia (más de 20 tomos). Y entonces Borges concluyó: “Si me la regalan voy a tener que irme de mi apartamento, porque los dos no cabemos. Y si la regalo o la vendo voy a quedar como un canalla”.

    Le preguntaron cómo se llevaba con su cuñado Guillermo de Torre. Borges responde: “Muy bien. Yo no lo veo y él no me oye”.

    Contaba su gran amiga Silvina Ocampo que una tarde, en casa de Victoria Ocampo, ella y Nora Langhe, disfrazadas las dos, sorprendieron a Borges (Georgie) paseando por los jardines, y lo asustaron. Borges se molestó, refunfuñó algo en voz baja, y siguió caminando solo hasta que se chocó con un árbol, y allí, palpando la corteza con sus manos, le dijo con la cara contra el tronco:
    – ¿Vos también te disfrazaste?

    Marco Denevi contaba: “Un amigo mío conducía del brazo por la calle a un Borges ya ciego, y le lee lo que dice un afiche con consignas nacionalistas: “Dios, familia y propiedad”.
    Borges murmura: “Caramba, que tres incomodidades”.

  10. Victor Salazar

    No somos dueños absolutos de la verdad, y e paz muere por la boca, mejor es no decir algo de lo que no estamos seguros que nosotros mismos no aplicamos para nuestras propias vidas…

  11. Francisco

    La frase “He sospechado alguna vez que la única cosa sin misterio es la felicidad, porque se justifica por sí sola” es de “El ruiseñor y la rosa” de Oscar Wilde, salud.

  12. marcela

    por favor, alguien sabe de donde es esta fragmento de Borges: en el preciso momento que repasaba los poderosos versos de Keats pensaba que quizas sólo estaba siendo leal a mi memoria. Quizas la verdadera emocion que extraía de ellos radicaba en aquel lejano instante de mi niñez en Buenos Aires, cuando por primera vez oí a mi padre leerlos en voz alta….. GRACIAS!!!!

  13. un verso mio:
    …”en la confusión de la vida
    donde unos van y otros vuelven
    lo único seguro es lo que hacemos
    con los unos y con los otros
    porque esa acción de intercambiar
    dar, ofrecer, regalar o vender
    es lo real que nos delata
    como seres humanos
    que alguna vez existimos en este Mundo.”

  14. Eliseo Aldo Roselló

    Alguien me puede decir con exactitud una frase de Borges sobre los militares, el concepto era el siguiente;”los militares nunca escucharon siquiera el silbido de una bala”, y en que conteexto la dijo. Gracias

  15. Andrea

    Además de haberme gustado la recopilación de frases que has colocado, me gustaría felicitarte por la caballerosidad que presentas ante gente con comentarios tan fuera de lugar. Todo tiene una manera de decirse, y definitivamente la que emplearon no fue la correcta, pero tú respondiste con completo respeto. Me sorprendió, felicitaciones, si hubieran más personas así, el mundo sería un poquito mejor.

  16. gilberto

    por favor alguien puede explicarme por qué el celebre rscritor Borges finaqliza El libro de arena con la siguiente expresion: “Siento un poco de alivio, pero no quiero ni pasar por la calle México.” Gracias Gilberto

  17. naro

    buscando frases entro a esta pagina más q interesante, con respecto al que pregunta como termina la frase que dice “Los peronistas no son bueno ni malos, son Incorregibles” esa es la palabra que falraba..
    saludos

  18. hernan

    ‘Los espejos y la cópula son abominables, pues multiplican el número de los hombres.’
    Esto fue escrito por un gnóstico del s II.
    Borges nunca existió, es un invento de los argentinos.
    Todas sus frases pueden encontrarse en escritos de diferentes épocas.

  19. Victor

    Una pregunta: En que relato o poema Borges dice que es como un pajaro que mira hacia atras para saber donde estuvo y demas….
    Por favor haganmelo saber

  20. juanchomar

    Linda la polémica.En setiembre del 86,a meses de la muerte de Borge,fuí al cementerio de Planpalais,en Ginebra,a llevarle una flor a su tumba.Con Borges aprendí lo poco que se de literatura,pero tambien aprendí ética,filosofía,etc.
    Me gustó el comentario de un joven,creo que mejicano:”Borges no axistió,es un invento de los argentinos
    Perdón,me permito una opinión:a Borges no se lo debiera juzgar por sus opiniones.
    Le pregunté al filósofo/físico argentino/canadiense Mario Bunge si coincidía con Borges en muchas de sus ideas (eso me parecía a mi).Si,me contestó,pero es difícil saber cuando habla en serio.
    Tengo para mi que pocas veces opinaba en serio.Aun en sus conferencias,a las que asistí muchas veces.
    Recomiendo el libro” Borges” de Adolfo Bioy Casares.Es grande y caro,pero muy entretenido.Es un diario de bioy,desde 1946 hasta poco después de la muerte de Borges en Ginebra.
    Saludos a todos.

  21. Rafael

    Otra cita de Borges: “Un buen poeta es aquel que plagia permanentemente nuestros pensamientos”

  22. Luis E.

    Papini, en efecto, escribió una frase parecida, como más arriba señaló alguien: “Tuve un solo pecado: no supe ser feliz”. Esas palabras las coloca en boca de Poe, y aparecen en “Coro de los poetas”, que es uno de los textos de “El Juicio Universal”, escrito por el italiano hacia 1957.

    A própósito de la influencia de Papini en la obra Borges, uno de los libros que componen la Biblioteca Personal de este último –“Lo trágico cotidiano”. ”El piloto ciego”. “Palabras y Sangre”–, es de Papini. Esto se puede leer en el final del prólogo:

    ”Yo tendría diez años cuando leí, en una mala traducción española, Lo trágico cotidiano y El piloto ciego. Otras lecturas los borraron. Sin sospecharlo, obré del modo más sagaz. El olvido bien puede ser una forma profunda de la memoria. Hacia 1969, compuse en Cambridge la historia fantástica “El otro”. Atónito y agradecido, compruebo ahora que esa historia repite el argumento de “Dos imágenes en un estanque”, fábula que incluye este libro”.

    Les recomiendo la lectura de “Gog” de Papini; no porque sea el mejor, sino porque sospecho que al leer uno de sus los relatos –“El conde de Saint Germain”–, encontrarán, como yo, ciertas similitudes con un famoso cuento de Borges incluído en “El Aleph”, y que sin duda ustedes conocen.

  23. Darío

    Amigo Gilberto: la expresión que citas –“Siento un poco de alivio, pero no quiero ni pasar por la calle México”– Borges la utiliza porque en esa calle está la Biblioteca Nacional, lugar donde el protagonista del cuento esconde el Libro de Arena, que le había llegado a inspirar un gran terror.

  24. maya

    ME gustaría saber la frase:el mayor error de ortografia de la vida es no saber poner punto final, es de Borges.

  25. mangruyo

    al leer estas frases me vienen ganas de agarrar un fierro y ñaca ñaca ñaca y ñaca ñaca ñaca!!!!!

  26. EduardoP.

    La remanida frase de Borges confesando que no fue feliz integra el poema “El Remordimiento”. Desde entonces preguntarle si realmente había sido así se convirtió en un lugar común entre los periodistas. El explicaba que no era cierto pero que la frase integraba un todo y se justificaba por su eficacia. Es obvio que todos hemos sido felices pero no tanto como creímos en nuestra juventud, porque la vida está llena de decepciones. Pero a mí la frase siempre me sonó a balance, por más que él mismo lo desmintiera. El Borges social no coincide con el íntimo ni con las letras que nos legó; por eso decía que a un hombre no se lo debe juzgar por sus opiniones, que en su caso solían ser destempladas y en ocasiones superficiales (durante el mundial de fútbol de 1978 se quejaba de las cornetas diciendo que había una vaca en la esquina de su casa). Pero más me interesa destacar su pensamiento profundo y la lucha para encontrar la combinación de palabras que mejor lo expresara. Eso nos ha marcado un camino a todos, fulgurante en tiempos como los que corren.-

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *