Como funciona un Termostato?

    Un termostato es un dispositivo que es usado para controlar el calor y el frío a través de sus sistema para que mantenga una cierta temperatura o mantenga la temperatura sin un rango certero. En una casa, por ejemplo, este dispositivo puede automáticamente encender el sistema de calor cuando la temperatura baja y se enciende el aire acondicionado cuando el ambiente está muy caliente. Tanto para el calor como para el aire frío se llena la habitación y la temperatura del ambiente es archivada, el dispositivo luego apaga el sistema. Hay dos tipos de termostatos: mecánicos o digitales. Muchos termostatos digitales también son programables, lo cual permite al usuario a programarlo en diferentes temperaturas, según prefiera, en diferentes días o climas.

    Termostatos mecánicos

    Un termostato mecánico usa significados físicos para evaluar la temperatura del aire y activa el switch que enciende el sistema de calor o el de frío y también puede apagarlo. Hay varios tipos de sensores tecnológicos que pueden ser usados en termostatos mecánicos, como el espiral bimetálico, las paletas de cera, bulbos llenos de gas o tubos llenos de aire. Cada uno de esos tipos de sensores reaccionarán a cambios en la temperatura, tanto por expansión como por contracción y propulsión el switch propicio para subir o bajar la temperatura. Los bulbos llenos con mercurio eran una vez comúnmente usados en los termostatos, pero se ha descontinuado por los daños que puede causar el mercurio.

    Las cintas bimetálicas son la tecnología más común para los termostatos caseros. Esta tecnología usa dos espirales de diferentes metales- como el acero y el hierro - se juntan y enrollan dentro de la bobina. Cuando la temperatura cambia, los diferentes metales se expanden o contraen según sea necesario, causando que los espirales se doblen. Cuando los espirales se doblan lo suficiente para hacer contacto eléctrico y completo con el circuito, se enciende el sistema de calor o de frío. Si la temperatura cambia poco y el espiral no se dobla, pierde el contacto eléctrico y el sistema se apaga.

    Termostatos digitales

    Muchas casas tienen termostatos digitales, los cuales usan sensores eléctricos dentro de su físico para monitorear los cambios de temperatura. Se basa en la lectura de temperaturas por sensores eléctricos, este dispositivo enciende o apaga los sistemas de calor y frío como sea necesario. Un termostato digital usualmente requiere una o más baterías de poder. Los botones y perillas permiten usar el control de seteo y el menú de la pantalla muestra la temperatura que sale del sistema.

    Programación ideal del hogar

    La mayoría de la gente programa sus termostatos a temperaturas que son consideradas confortables. Algunas personas, de cualquier forma, prefieren conservar energía y ahorrar dinero ajustando su programación por unos cuantos grados. Algunas personas consideran que es más confortable una temperatura entre 21ºC y 23ºC. La mayoría de la gente no nota la diferencia entre 22º y 23º, por ejemplo, entonces programar un termostato para encender el aire acondicionado sin alterar mucho de la temperatura inicial puede ahorrar energía.

    Algunos expertos recomiendan setear el termostato de la casa para que esté en 19ºC cuando se programa el calor y en 25º cuando es para enfriar el ambiente. Esto puede ser ajustado por diferentes razones en el año, ya que puede variar el clima de acuerdo a la estación, las personas usan más ropa en los meses más fríos y menos en los cálidos, sin importar si están dentro o fuera de la casa. Generalmente estos dispositivos proveen un controlador de tiempo para el apagado automático, que es de utilidad para cuando uno quiere dormir y que se apague solo más tarde.

    Puede interesarte: