Por que me dan ganas de vomitar luego de hacer ejercicio?

    Esos que experimentan nauseas y vómitos después de hacer ejercicio pueden encontrarse frustrados por el hecho de que esta actividad que les debería dar buena salud, en realidad los hace sentir mal. Hay dos causas primarias de porque uno puede vomitar después de hacer ejercicio, en ambos casos se puede resolver facilmente. Algunas personas vomitan porque han trabajado demás su cuerpo o de manera tan intensiva que excedió a su nivel físico. Otros experimentan sentirse mal porque no han comido lo suficiente o lo correcto antes de ejercitarse.

    Uno de los casos más comunes es el exceso de practica o ejercicios, se da cuando uno se sobrepasa de intensidad exigiendo demás al cuerpo. Hay dos maneras primarias por las cuales el exceso de ejercicio puede causar vómitos. El primero se puede dar por el crecimiento repentino del músculo que puede hacer llevar mucha sangre hacia los músculos de golpe, esto reduce la concentración de la sangre en otras areas, como el sistema digestivo. Esta reducción en el sistema digestivo hace que la sangre que fue suplida pueda llevar a tener nauseas y hasta vomitar a algunas personas.

    El exceso de ejercicio puede llevar a vomitar a causa de la segregación de una sustancia llamado acido lacteo que está dentro de la sangre. Cuando el nivel de oxígeno en la sangre cae durante el ejercicio, el músculo produce energía rica en acido lacteo consumiento carbohidratos. En individuos que están entrenando a un nivel más duro, igualmente, los músculos no están capacitados para usar ese ácido lacteo a esa velocidad y comienzan a necesitar más sangre. Esto puede agraviar un nervio, el vagus, que conecta al cerebro con el esófago y la traquea. Cuando el nervio vagus se daña el cuerpo tiende a responder vomitando.

    El vómito post ejercicio es causado por sobreexigencia es usualmente resolvido facilmente, hay que ejercitar un poco menos, no exceder el nivel que el cuerpo aguanta. En los casos de los que no entrenan tanto, siempre es bueno ver que has comido en el último período de tiempo. Es bueno estar preparado y alimentarse con potasio para luego tener mayor resistencia energética. Para esos que comienzan a sentir las nauseas durante el entrenamiento, solo hay que respirar, calmarse y no sobreexigir los músculos.

    Otra causa común es no comer la comida correcta o la que merece prioridad para luego poder entrenar. Las comidas ricas en proteínas y grasas pueden tomar mucho tiempo de digestión para el estómago. Si esta comida es ingerida a penas un tiempo antes de comenzar a ejercitarse puede causar dolores, nauseas y vómitos, durante o después del entrenamiento. Para prevenir esto quienes entrenan aconsejan estar bajos en grasas, alto en carbohidratos como las bananas o avena. Estás comidas dejan rápidamente el estómago y son fuente energética que sirven para el entrenamiento.

    El ejercicio que induce al vómito es generalmente facil de recolver y usualmente no requiere de tratamiento médico. De cualquier forma aquellos que experimentan vómitos después de ejercitar por primera vez pueden consultar un especialista. Una consulta médica puede resolver, prevenir y un doctor puede preveer como curar el dolor de después del entrenamiento para el futuro.

    Puede interesarte: