Pueden dos personas tener las mismas huellas dactilares?

    Dos personas no pueden tener las mismas huellas dactilares. Hasta donde la ciencia forense ha sido capaz de determinar, no existen casos de huellas dactilares iguales entre dos personas distintas, ni siquiera entre gemelos o mellizos coicide el muestreo. Esto ayuda a hacer que el análisis de huellas siga siendo el principal para identificar a personas involucradas en algún crimen.

    Aunque las huellas no pueden ser identicas, pueden ser bastante similares. Dos gemelos identicos, por ejemplo, pueden tener huellas que aparentan ser iguales a los ojos del humano. De hecho, algunas características pueden resultar de genética. Esto puede ayudar a una identificación preliminar de genes familiares a través de la examinación de las huellas de los miembros de la familia.

    Esto es un caso particular si los padres tienen huellas dactilares similares. Las similitudes con los niños pueden ocurrir casi regularmente. Algunas familias disfrutan de comprar kits de comparadores de huellas dactilares, para comparar las huellas de cada miembro. Este trabajo puede ser un gran proyecto escolar en un colegio secundario para los estudiantes.

    Cuando la gente escucha la palabra huella, instantaneamente piensan en dedos. Aunque el término puede también estar referido a algo distintivo y único. Estos patrones pueden estar formados por los dedos de los pies también, los cuales tampoco han tenido una coincidencia de que haya habido dos identicos, ni siquiera entre mellizos o gemelos.

    Aunque a través de las huellas se provee algo excepcionalmente único, las pruebas de huellas dactilares son generalmente de segunda importancia cuando se usan como evidencia de ADN. El ADN está referido así como las huellas a la parte genetica de una persona, porque es también diferente por cada persona. Este tipo de evidencia muestra la fina diferencia entre recolectar ejemplos o sospechosos. Puede velozmente determinar que personas estuvieron en la escena del crimen.

    A veces, las evidencias de las huellas están en los muebles o las paredes y pueden demostrar la presencia de una persona en la escena donde se cometió el crimen, no necesariamente la persona ha estado en el momento del crimen. Alguna evidencia de ADN, por otro lado puede identificar posiblemente a las personas que pudieron cometer el crimen. Cuando los inspectores forenses pueden obtener ambos tipos de evidencias, el caso puede resolverse mñas facilmente.

    Puede interesarte: